Saltar al contenido
ELECTROESTIMULACIÓN.ONLINE

Por qué no debes hacer contracción voluntaria dinámica con Compex

contraccion dinamica y compex

¿Es bueno hacer una sentadilla a la vez que el Compex hace la contracción muscular? Te voy a explicar por qué NO DEBES hacerlo. Y no sólo en una sentadilla, en cualquier grupo muscular (si haces un curl de bíceps, un press banca, unas dominadas, etc).

¿A que intensidad tienes que poner el Compex para mejorar tu fuerza? Pues siempre te dicen que la máxima soportable, pero… eso es muy relativo. Depende de cada persona, de cada músculo, del momento y otros factores. Tu puedes aguantar 50 mA y yo 60mA, pero tu estar desarrollando más fuerza que yo. Y si no llegas a un mínimo, no estarás mejorando.

Antes que nada, debes saber que para mejorar la fuerza máxima de manera voluntaria, debes utilizar cargas que superen el 70 – 75% de la Fuerza máxima voluntaria. En cambio, tu electroestimulador tiene una ventaja. Los autores muestran que tan sólo superando una intensidad del 25% de tu fuerza máxima voluntaria, ya estás trabajando tu fuerza.

Pero no te despistes, en este estudio de Miller, puedes ver que si no vas subiendo la intensidad en cada contracción o cada 2 ó 3, se produce una adaptación y tu nivel de fuerza va cayendo. Por ese motivo no puedes dejar la intensidad del estimulador muscular sin modificar desde la primera contracción. Si lo haces, es posible que empieces en ese 25% y acabes en un 10%.

En la segunda gráfica, puedes ver que se necesita una adaptación para que puedas progresar en las sesiones, es decir, hasta que no hayan pasado unas 6-7 sesiones, no estarás trabajando a una intensidad considerable, por mucho que te parezca que te va a estallar el músculo. Y lo puedes ver en la segunda gráfica, en la que ves que en las primeras sesiones, el porcentaje de la fuerza máxima alcanzado es muy bajo.

Pues vamos a medir la fuerza máxima voluntaria. En este caso usamos un dinamómetro para hacer una extensión de rodilla. En la misma posición que trabajaremos con el electroestimulador muscular. Primero medimos su fuerza máxima isométrica voluntaria . El resultado es de 46. Ya sabemos que para llegar a ese 25%, cuando subamos el estimulador muscular debe alcanzar los 11-12.

Comprobamos con el Compex, que esos 11-12, nos corresponde a 107 en la pantalla del Compex. Pues ya sabemos, que si no llegamos a 107, el trabajo no servirá para nada (o poquísimo).

Nos vamos a posición de sentadilla y le intentamos subir esa intensidad en la posición de extensión, que es donde le limitará más. En ese punto no es capaz de pasar de 37.

Ahora, vamos a medir esos 37, a ver a qué intensidad equivalen. Pues una vez medido, nos dice que estamos trabajando alrededor del 8%.

¿Lo ves claro? Al trabajar en dinámico, hay unas posiciones donde el músculo está muy acortado, en este caso de la sentadilla, cuando vas estirando la pierna, y ahí la estimulación se tolera muy mal, limitándote la intensidad de entrenamiento. Así que lo que aguantes ahí, será tu intensidad final.

Espero haberte aclarado el motivo por el que «de manera general» no debes usar la contracción dinámica mezclada con electroestimulación muscular.

Si tienes alguna duda, puedes consultarnos cuando quieras.