Saltar al contenido
ELECTROESTIMULACIÓN.ONLINE

Tipos de electroestimuladores

¿No tienes claras las diferencias entre los tipos de electroestimuladores actualmente disponibles en el mercado?

No te preocupes, ¡te las aclaramos en un momento!

Tipos de electroestimuladores:

  1. Electroestimuladores con cables o sin cables.
    Los aparatos de toda la vida llevan cables. Es algo más incómodo, pero en general la relación calidad-precio es muy buena. Los wireless o sin cables, tienen los mismos programas pero, al no tener cables, encarecen el producto respecto al mismo modelo pero con cables.
  2. Electroestimuladores de dos canales o de cuatro canales.
    Si vas a usar tu electroestimulador para entrenar y complementar un deporte, necesitarás uno de cuatro canales. Si por el contrario, solo quieres algún programa analgésico tipo TENS (usado en fisioterapia) y que te ayude a aliviar dolores o para recuperar, el de dos canales es el ideal para ti.
  3. Electroestimuladores de zonas específicas.
    Los más comunes son los electroestimuladores abdominales (como cinturones), los estimuladores para glúteos y para pectorales. Suelen ser económicos y solo te van a servir para ese grupo muscular, ya que tienen la forma de esa zona: algunos son como unas mallas deportivas, como un cinturón, etc. Si únicamente quieres realizar una electroestimulación abdominal, puedes decantarte por esa opción que es bastante económica.
  4. Electroestimuladores económicos o caros.
    Si hablamos de electroestimulación muscular, necesitas tener un mínimo de calidad en el aparato que compres, para que los impulsos eléctricos que recibas sean eficientes y los programas adecuados. Es decir, la calidad del estimulador depende en gran parte de los componentes electrónicos del aparato que adquieras. Así que, nuestra recomendación es que recuerdes que es muy posible que el electroestimulador muy económico no sea la mejor opción para ti. Piensa que un electroestiimulador es una herramienta de entrenamiento que va a durarte mucho tiempo, así que la inversión tampoco es tan elevada. Vale la pena invertir algo más de dinero, pero asegurarte un mínimo de calidad en la compra.

¿Tienes alguna duda?

Lánzanosla en los comentarios o ponte en contacto con nosotros en joan@fitcentroponte.com