Saltar al contenido
ELECTROESTIMULACIÓN.ONLINE

¿Cómo elijo un electroestimulador muscular?

¿Qué debo tener en cuenta antes de comprar un electroestimulador?

Una pregunta que nos lanzan nuestros clientes con mucha frecuencia, y algo totalmente normal, dado que un electroestimulador es una inversión que, si se hace bien hecha, tiene el potencial de optimizar considerablemente tus entrenamientos, ayudarte a recuperar con mayor facilidad y velocidad,  y prevenir tu riesgo de lesiones.

Entonces, ¿cómo eliges el electroestimulador muscular adecuado para ti?

Esperamos que estos consejos te ayuden.

¿Cómo elijo un electroestimulador muscular?

Hemos escuchado y leído las opiniones de los usuarios que encontramos en Amazon, la mayor guía de compra que puedes encontrar, y hemos creado un resumen de los aspectos que más valoran los clientes antes de comprar un electroetimulador muscular deportivo.

Este es nuestro análisis.

"QUÉ
Piensa en qué uso le vas a dar. NO es lo mismo que sólo quieras un TENS analgésico, que un estimulador para mejorar en tu deporte, o que quieres tonificar, ganar volumen o definir tus músculos.

Programas predefinidos. Todos los modelos tienen un número de programas predefinidos. En función del uso que quieras darle, necesitarás más o menos. Es posible que aparatos más baratos no tengan suficientes programas para ganar fuerza, resistencia o aumentar el volumen de tus bíceps. Mira siempre cuántos programas tiene y cuáles son, antes de comprar tu estimulador muscular.

La potencia. Es importante que el aparato que compres tenga una potencia elevada. De no ser así, es posible que el trabajo que puedas realizar sea muy superficial. Lo normal es que lleguen hasta 120 miliamperios.

Número de salidas. Si quieres realizar un entrenamiento completo, deberás decantarte por modelos de 4 salidas o canales. Encontrarás otros de dos canales, pero para entrenamiento se quedan cortos, ya que no tienes suficientes cables para hacer, por ejemplo, las dos piernas a la vez. A o ser que quieras usarlo sólo para aliviar dolor con programas tipo TENS (las típicas corrientes de fisioterapia), mejor que compres uno de 4 vías.

Que tenga pantalla, es algo importante. Eso te permite tener datos de lo que estás haciendo e incluso algunos te darán un feedback de la sesión. NO es que queramos que te compres uno más caro, pero hay ciertos detalles que son importantes.

Si usa baterías de litio mucho mejor, ya que si funciona con pilas, la potencia que tiene es muy baja, pudiendo quedar tan sólo en cosquillas lo que te haga. Además, la corriente que programas en el aparato, es una y la que llega al músculo no sabes cuál es ( cada día puede variar).

Programable. No te lo aconsejamos, ya que para eso debes tener conocimientos de entrenamiento con electroestimulación. Es mejor que no quieras personalizar esos parámetros, ya que los aparatos ya están bien pensados, siguiendo la fisiología muscular. Fíate de ellos.

Algunos poseen corrientes para "entrenar" (conocidas como EMS, de Electrical Muscle Stimulation) y TENS (corrientes analgésicas, de Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation). Si puedes elegir que tenga de las dos corrientes, o los dos tipos de programas, mucho mejor. Si no, te quedarías sin uno de los dos campos en los que puedes mejorar.

Ya has visto que hay modelos que son específicos para alguna zona como estimuladores para abdomen, o para glúteos, etc. Si los compras, ten claro que no los podrás aprovechar para otras zonas.

¿Tienes alguna duda?

Lánzanosla en los comentarios o ponte en contacto con nosotros en joan@fitcentroponte.com