Saltar al contenido
ELECTROESTIMULACIÓN.ONLINE

¿Cómo actúa el TENS en un dolor?

tens dolor lumbar comprar

Los programas TENS en el alivio de dolor

Cuando has ido al fisioterapeuta y te pone las famosas corrientes, seguramente te está poniendo un TENS (Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation).

Tienes que saber varias cosas… y te las voy a contar a continuación.

¿Cómo se utiliza el TENS?

Es muy sencillo. Debes colocar los electrodos de tal manera que cubran la zona de dolor. Si es una zona pequeña, necesitarás pocos «parches». Si es una zona grande necesitarás más electrodos. Se trata de que la cubras totalmente.

Una vez hecho esto, debes subir la intensidad hasta que percibas un hormigueo bajo los electrodos. NUNCA debes llegar a pasarte, si no, se contraería el músculo y podría ser contraproducente.

¿Cómo pongo los electrodos?

¿Qué fibras estimula el TENS?

Las corrientes tipo TENS actúan estimulando las fibras aferentes Aβ (A beta). Al hacerlo, bloquean la entrada de la señal dolorosa en la médula, consiguiendo que ésta no llegue al cerebro, o en meno medida.

Es lo que se conoce como GATE CONTROL, o control de la puerta. La idea es muy sencilla, cuando llega tanta información sensitiva enviada por el TENS, la puerta está bloqueada y la señal del dolor no puede llegar al cerebro. Se produce un bloqueo de la señal nerviosa periférica.

¿Cuánto tiempo debo usar el TENS?

Los programas suelen durar unos 20 minutos. Aunque la recomendación es que puedes usarlos varias veces, sin que esté contraindicado. Tan sólo debes saber que si has hecho 4 ó 5 sesiones y no te ha aliviado nada, es porque el mecanismo de tratamiento del dolor en ese caso, es otro. NO insistas, que no te aportará nada.

A veces los programas endorfínicos ( que generan endorfinas y encefalinas) puede ser que vayan mejor que los tipo TENS. No los confundas, ya que la vía del dolor es distinta. Se les suele llamar TENS, pero se trata de otro tipo de estimulación distinta.

¿A qué intensidad debo poner el TENS?

Ya hemos comentado antes que hasta que percibas un hormigueo debajo de los electrodos. Si subes mucho, llegarás a estimular el músculo de tal manera que se contraerá, pudiendo aumentar la lesión que tengas. Así que no te pases.

Pasados unos minutos… no noto nada

No te preocupes, es lo que se conoce como efecto de acomodación. Pasados unos minutos, dejarás de percibir ese hormigueo. Debes subir la intensidad poco a poco hasta volver a percibirlos. De hecho, hay programas que ya te producen ciertos cambios en la frecuencia, o en la anchura del impulso (la cronaxia) o en algún otro parámetro, para evitar esta adaptación del organismo a al corriente. Así que ya sabes, sube siempre la intensidad del TENS hasta que percibas ese hormigueo SIEMPRE.